¿Cómo fuciona la energía solar térmica?

La energía solar térmica está en alza en lo respectivo a ahorro energético. En este artículo te queremos explicar (de una manera que se entienda) cómo funciona a través de una breve explicación y una infografía, que las explicaciones con dibujos siempre entran mejor, y ya de paso, mostrarte uno de los productos que tenemos a disposición en Naturalsol.

Existe una diferencia entre energía solar fotovoltaica, (en la que estarás pensando si no habías leído antes sobre el tema) y la energía solar térmica: la primera utiliza los rayos solares para convertirlos en energía eléctrica, mientras la segunda, los utiliza para el sistema de ACS (Agua Caliente Sanitaria) de los domicilios en los que se instala.

1. Captación

Para empezar, es por todos conocido el sistema de captación de una instalación de energía solar: el panel. Las placas solares hacen la función de receptor de los rayos solares, absorbiendo la energía procedente de los mismos. Una vez hecho esto, se transforma con la ayuda de otros sistemas en energía eléctrica o calorífica (como es éste caso).

2. Transferencia

Sí, muy bien, todos sabemos que la energía solar se absorbe a través de las placas solares, pero ¿cómo hace el sistema para calentar el agua que voy a consumir?

Muy fácil.

Una vez que la placa ha captado la energía procedente de los rayos solares, se hace pasar el agua fría por un proceso de intercambio de calor que permite que ésta pueda utilizar la energía captada para aumentar su temperatura, llegando así de la forma deseada hasta el grifo de tu casa.

3. Acumulador

El agua que vas a utilizar, al contrario que sucede en el termo de tu casa, no está constantemente calentándose y enfriándose, y por lo tanto malgastando energía. No.

Aquí el proceso se realiza al instante, y por ello, el agua permanece en un acumulador en el cual “espera” a ser llamada para el uso.

4. Intercambiador

Y una vez que se necesita el agua caliente ¿dónde se produce la transferencia de energía?

En el intercambiador de calor.

A través de una sistema hidráulico, el líquido va circulando desde el acumulador hasta el intercambiador de calor. Gracias a un sistema de tubos, consigue transferir la energía proveniente del captador hasta el agua fría, aumentando la temperatura de ésta los grados necesarios para el uso demandado en la vivienda.

5. Distribución

Finalmente, y como no podría ser de otra manera, el agua caliente pasa por el sistema de distribución del domicilio, llegando calentita al usuario, de una forma limpia, barata y eficiente.

 

Como ves, estamos hablando de una tecnología limpia, que te puede ayudar a ahorrar hasta el 75% de tu factura de la luz en la parte de gasto en ACS. Si estás interesado en conocer más acerca del producto, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Y por supuesto, si te ha gustado el artículo ¡Comparte!

Infografria-Placas-Solares

Recent Posts

Leave a Comment